lunes, 18 de mayo de 2015

Las Puertas Templarias (Javier Sierra)

Portada de La Casa Del Libro
FICHA TÉCNICA
  • Título original: Las Puertas Templarias
  • Autor: Javier Sierra 
  • Editorial: DeBolsillo 
  • Sinopsis: En 1125, tras el séptimo año de campaña en Jerusalén, el joven Jean de Avallon recibe, junto al resto de soldados del ejército de los Pobres Caballeros de Cristo, la noticia de la llegada de Hugo de Champaña, fundador de la orden. En su mensaje éste advierte a sus hombres que se preparen para entablar “la primera batalla verdadera”, un combate contra algo desconocido... En el presente, casi nueve siglos después, en la sede de la Agencia Espacial Europea en Toulouse, Michel Témoin comprueba que, por segunda vez en apenas veinticuatro horas, la fotografía de la tierra tomada por un satélite geoestacionario está llena de misteriosos puntos de luz que coinciden con la ubicación de diversas catedrales francesas. (http://www.casadellibro.com)
OPINIÓN PERSONAL

Javier Sierra vuelve a envolvernos con su misterio en una novela a medio camino entre el siglo XII y la actualidad, a caballo entre Jerusalén y Francia. En esta nueva ocasión, el autor turolense vuelve a jugar con la idea de abrir puertas al reino celestial (en ‘La Dama Azul’ y ‘El Ángel Perdido’ que me he leído este concepto también aparece) y mezcla de modo magistral historia y ficción.

Con una prosa cuidada, pero comprensible y accesible, el creador de ‘El Maestro del Prado’ nos lleva a través de las catedrales de Francia en un recorrido único y especial, lleno de datos reales y con su ya mítica y escrupulosa documentación. La capacidad de Sierra de transportarte al lugar en el que transcurren sus obras sigue intacta en ‘Las Puertas Templarias’, lo mismo ocurre con su creación de personajes, tan creíbles, acertados y reales.


En esta ocasión no voy a tener más remedio que quedarme con el atractivo y valiente Jean de Avallon (lo reconozco, esos ojos del color de las esmeraldas me cautivaron en cuanto aparecieron en la historia), este héroe medieval que evoluciona a través del libro desde sus inicios como ‘ignorante’. Michel Témoin también tiene su encanto, no hay duda, pero sigo quedándome con el templario.

Sobre la trama, comentar que está bien conformada, como casi cualquier cosa que he leído del autor y colaborador de Cuarto Milenio, aunque me da la sensación que falta algo. Con esto no quiero decir que esté incompleto, a lo que me refiero es que he echado de menos algo más. Quizás alguna escena complementaria de Michel o del propio Jean. El final del libro deja mucho a la imaginación y he añorado un cierre más concreto. En cualquier caso, Sierra me sigue enamorando con cada nueva historia que sale de su pluma y tengo el placer de leer.

Nota: 8, absorbente, reflexiva y bien conformada. Todo un acierto

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Qué te ha parecido?