jueves, 8 de octubre de 2015

Departamento Q

Este mes más que haceros una reseña de una novela negra he decidido hablaros de una serie de libros que me gustan mucho y que para mí son de lo mejor de este género. Se trata de los casos del Departamento Q de Jussi Adler-Olson, que transcurren en Dinamarca y tienen como eje central al subcomisario Carl Mørck y a su asistente, Hafez al-Assad. 

A diferencia de otras historias de este estilo, el Departamento Q se encarga de resolver casos que aún no se han cerrado. Con tintes de la serie Caso Abierto, nos encontramos con investigaciones de lo más variopintas. Asesinatos, desapariciones, asesinos y delincuentes que aún andan sueltos son algunos de los cabos sueltos que deben atar nuestros protagonistas.

La dejadez que muchas veces parece dominar a Mørck contrasta con el concienzudo trabajo de Assad. En cualquier caso, no deja de ser divertida su relación y las circunstancias que se viven en el sótano desde el que opera el departamento. Se agradece algo así en medio de tanto crimen, aunque no deje de quitarle a los casos la importancia que tienen. 

Debido al éxito vivido por las primeras entregas de esta saga (yo ya me he leído tres de estos libros) las novelas se han ido sucediendo y han llegado a rodarse varias películas basada en los personajes de Departamento Q. En Misericordia se recogen, más o menos los sucesos del primer libro, La mujer que arañaba las paredes, mientras que en Profanación, la segunda novela es la protagonista (Los chicos que cayeron en la trampa) aunque con alguna que otra diferencia. No he visto estas películas pero si son relativamente fieles a los libros, espero unos entretenidos largometrajes. 
Sobre las novelas, señalo que el estilo de Jussi Adler-Olson en sus novelas es directo y sin ambages, cuenta las cosas tal como son y no es necesario suavizarlas. Con tintes cómicos y oscuras actuaciones, las historias parecen tener vida propia y te llevan al desenlace con el corazón en un puño, deseando que cojan al culpable o culpables y les hagan pagar por lo que han hecho. 

Otra cosa que me gusta mucho de la saga es la capacidad que tienen para crear antagonistas, todos tienen ese toque malvado que te hace sentir deseos de que los encierren de una vez. Igualmente, no son por completo oscuridad, lo que en ocasiones te hace, hasta cierto punto, identificarte con ellos. Me parece una muy buena manera de describirlos.

En cuanto al desarrollo de los acontecimientos y como es el autor danés capaz de enlazarlos me quito el sombrero. Enganchan, sobre todo si os gusta la novela negra, y son fáciles de seguir. Emocionan, lo que es algo maravilloso y, además, te hacen querer más, algo que aunque en las sagas puede llegar a ser desesperante también es un aliciente para seguir leyendo.

Actualmente, en España han salido cinco títulos de los que me he leído los tres primeros. Los tres son: La mujer que arañaba las paredes, Los chicos que cayeron en la trampa, El mensaje que llegó en una botella, Expediente 64 y El efecto Marcus. Para evitar spoilers innecesarios os ofrezco ahora una pequeña sinopsis del primero de los libros y mi humilde opinión al respecto: 

En Copenhague, el policía Carl Mørck está atravesando una de las épocas más negras de su vida. Tras ser sorprendido por el ataque de un asesino, un compañero suyo resulta muerto y otro gravemente herido. Su sentimiento de culpabilidad aumenta cuando su jefe y la prensa dudan de su actuación. Relegado a un nuevo departamento dedicado a casos no resueltos, Carl Mørck ve una oportunidad de demostrar su valía al descubrir las numerosas irregularidades cometidas en el caso de Merete Lynggaard. 

Cuando en 2002 esta mujer, una joven promesa de la política danesa, desapareció mientras realizaba un viaje en ferry, la policía decidió cerrar el caso por falta de pruebas. Sin embargo, Merete Lynggaard sigue viva aunque sometida a un terrible cautiverio. Encerrada y expuesta a los caprichos de sus secuestradores, sabe que morirá el 15 de mayo de 2007. Carl Mørck ha de utilizar todo su ingenio e intuición. (Casa del Libro) http://www.casadellibro.com/

OPINIÓN PERSONAL

La vida está llena de casualidades y en el tema literario, a mí me ocurre mucho. Como en este caso, una amiga de mi madre suele regalarme los libros que se lee pues no le caben en casa y ese fue el caso de la primera entrega de Departamento Q. Me llamó muchísimo la atención el título, así que lo puse de los primeros en mi lista de próximas lecturas y acerté.

Fue un leer y no parar, la historia me fascinaba, los personajes me enamoraron y la maldad del antagonista me pareció el colmo. La venganza movía sus pasos y todo lo que perdió era el combustible que necesitaba para seguir adelante. Me pareció muy completo y el final, magnífico. Lo mismo que el proceso de secuestro, es duro, desgarrador y te hace sentir pena verdadera por la mujer raptada. 

Como ya os decía tiene un estilo muy directo, muy rudo y creo que es compatible con los hechos que se cuentan. Me hice fan total de Carl Mørck y toda su tropa (que va en aumento) desde el primer momento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Qué te ha parecido?