jueves, 22 de octubre de 2015

La hormiga que quiso ser astronauta (Félix J. Palma)


FICHA TÉCNICA

Título original: La hormiga que quiso ser astroanuta

Autor: Félix J. Palma

Editorial: Alamut Ediciones

Sinopsis: Comienza la cuenta atrás. Deja por un momento a un lado la pesada carga de ese apego a la realidad que tanto te ha costado alcanzar y recuerda cuando tu primer amor era una sirena, tu mejor amigo un caballero jedi y nevaba en Sevilla en pleno verano. Cuando las preocupaciones podían extirparse con anguilas modificadas con Quimicefa, y tus amantes incluían a una pintora que era, literalmente, tu alma gemela, y a un ángel (bueno, un serafín) exiliado del Cielo. Cuando los repartidores de pizzas conspiraban para escribir tu biografía no autorizada, y una vieja grabadora trucada podía servir para recuperar y extraer sentido de las palabras dichas en una ruptura. Cuando La Muerte recorría la ciudad con una lista de víctimas que, si eras lo suficientemente rápido, podías alterar. Cuando las hormigas aspiraban a alcanzar las estrellas. ¿Lo recuerdas? ¿Sí? Ahora, ¡despierta! (http://www.casadellibro.com/)

OPINIÓN PERSONAL:

Félix J. Palma no decepciona con su estilo diferente y especial, con su prosa cuidada y sus escritos, que adquieren un carácter casi onírico. Hay que recordar que se trata de su primera novela (previa a la trilogía victoriana que es una de mis series de libros favoritas) y aún así ya se nota su gran capacidad como contador de historias.

Una de las cosas que más me gusta del escritor gaditano es que tiene un don narrativo, las cosas que cuentan traspasan el papel y te sientes como si todo lo que ocurre lo vivieras tú, como si las periferias de Alejandro (el protagonista de esta peculiar historia) te tocaran directamente. Hay que detectar que habrá una evolución de este libro a los siguientes, pero me sigo quedando con un maravilloso sabor de boca.

También es destacable que este título es más subido de tono que su trilogía victoriana, pero considero que no desentona en una obra juvenil. Las hormonas son un factor a tener en cuenta en este tipo de historias que bien, como puede leerse en la introducción de Juan Bonilla, podría estar en las estanterías generalistas y no junto a títulos como Crepúsculo y otra fauna.
Otro apunte que quiero destacar es que, sobre todo al principio, el estilo de La Hormiga que quiso ser astronauta me ha recordado a Eduardo Mendoza y a su detective anónimo y la verdad es que me ha gustado ver a Félix J. Palma en estos menesteres. Por todo lo anteriormente mencionado, Palma sigue ocupando los primeros puestos entre mis autores predilectos. Recomendable 100%.

Nota: 8,5 estafas desde la cárcel con las elecciones presidenciales de EEUU de fondo. Una delicia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¿Qué te ha parecido?