martes, 16 de agosto de 2016

Escucha la canción del viento y Pinball 1973 (Haruki Murakami)


FICHA TÉCNICA

Título Original: 風の歌をきけ (Kaze no uta o kike) y 1973年のピンボール
(1973-nen no pinbōru) 

Autor/Autora: Haruki Murakami

Editorial: Tusquets

Sinopsis: Escucha la canción del viento (1979), la ópera prima de Murakami, sigue a un estudiante de veintiún años, sin nombre, de vacaciones en su ciudad natal, en agosto de 1970. El joven pasa el tiempo en compañía de su mejor amigo, apodado el «Rata», una chica con cuatro dedos en la mano izquierda y un barman. A estos personajes se suma la fi gura de un escritor (inventado): Derek Heartfield, con quien se abre y se cierra la obra. Pinball 1973 (1980) se desarrolla tres años después. Ese mismo joven vive ahora en Tokio, con dos gemelas idénticas, mientras el «Rata» sigue viendo pasar la vida en el Joe's Bar. Una novela melancólica (con gatos, pozos y antiguas novias), en una atmósfera poética, que contiene las mejores escenas de pinball de la historia de la literatura. (http://www.casadellibro.com)

OPINIÓN PERSONAL

Lo primero que debe señalarse de estas obras del maestro Haruki Murakami (inéditas en nuestro país hasta hace bien poco) es que se nota que estas dos novelas son las primeras que escribió. A pesar de ello, el estilo al que nos tiene acostumbrados sus seguidores, sigue estando intacto y es muy reconocible: surrealismo, simbolismo y su habitual mundo onírico vuelven a aparecer en ambas historias. Aunque podrían tomarse como dos partes de un todo.

Algo más caótico de lo normal, el escritor japonés dedica estas obras al conocimiento de uno mismo y a la necesidad que tenemos todos los seres humanos de seguir avanzando y superándonos, quizás de un modo algo diferente al que esperábamos o que nada tenga que ver con este.

Murakami repite en estas novelas con un estilo absorbente y adictivo, por lo que (como no podía ser de otro modo) también os recomiendo estas dos novelas breves. Y es que todos los libros del artista japonés (sí, yo ya le llamo artista) tienen algo especial que debería llegar a todos los lectores, sobre todo a los amantes del país asiático.

Si tuviera que poner un “pero” (es cierto que ha habido otras historias de Murakami que me han gustado más) es que el protagonista, por enésima vez anónimo, se parece demasiado a otros que hemos podido conocer en otras novelas. En cualquier caso, vuelvo a recordaros que estos son los inicios de un autor que ha conseguido consolidarse a escala internacional. 

Nota: 7,5, a pesar de que Murakami sigue siendo uno de mis autores de cabecera hay que reconocer que eran sus primeros trabajos y he mejorado mucho. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Qué te ha parecido?